Novedades de Contrinex: mejoras en las series 1040 y 1050


La importancia de los sensores en la automatización y la industria 4.0

Cuando hablamos de automatización y de industria 4.0 hay un elemento que siempre suena con fuerza: los sensores inteligentes.
Es imposible concebir la industria conectada sin estos habilitadores tecnológicos.

Es por ello, que todas aquellas marcas especialistas en la creación y desarrollo de productos tecnológicos para la automatización no cesan en su afán por mejorar y ofrecer los mejores productos para que los procesos productivos se lleven a cabo de manera óptima.

Y, en este ámbito, Contrinex es una de las empresas líder en ofrecer soluciones tecnológicas.
Por eso, y cumpliendo con su objetivo de seguir innovando y evolucionando, ha realizado mejoras en sus sensores fotoeléctricos de las series 1040 y 1050.

Mejoras en los sensores fotoeléctricos 1040 y 1050

Contrinex ha mejorado las especificaciones técnicas de los sensores fotoeléctricos de las series 1040 y 1050 gracias a la implementación del ASIC.

De esta manera, las antiguas referencias de estas mismas series son 100% sustituibles eléctrica y mecánicamente por las nuevas.

Estas son sus características:

  • Robusta carcasa metálica
  • Precisa detección de objetos por haz de luz cilíndrico
  • Resistente cara de detección de zafiro o cristal, a los arañazos y resistencia química
  • Resistente a choques y vibraciones, debido al total encapsulamiento de la electrónica
  • Elevada reserva de funcionamiento (ganancia en exceso)
  • Aviso de pre-avería (vigilancia de la suciedad)

Sensor fotoeléctrico miniature

Una de las mayores problemáticas con las que se encuentran las industrias en sus procesos productivos es con la dificultad de introducir sensores fotoeléctricos en espacios reducidos. El tamaño de estos impide que puedan insertarse y cumplir con su función.

Por ello, y como alternativa, se suele usar fibra óptica. Pero la problemática que conlleva la fibra óptica es que supone un mayor coste de instalación.

Por ello, Contrinex, con las mejoras realizadas en las series 1040 y 1050 sacia esta necesidad industrial de llegar a todos los espacios limitados.
Estas series tamaño miniatura son la alternativa ideal, ya que no suponen un coste elevado de instalación (es mucho menor que el de la fibra óptica) y son perfectas para la detección de piezas muy pequeñas.

Son ideales para el uso en robots, pinzas y transportadoras y en aplicaciones de envase y embalaje.

Características:

  • Amplios rangos de detección precalibrados de 12, 24, 60 ó 120 mm. (tipo difuso)
  • Amplios rangos de detección precalibrados de 500 mm. (tipo barrera)
  • Fácil instalación
  • Simplificación de ajuste gracias a la luz roja visible
  • Detección fiable y de alto rendimiento de objetos muy pequeños, como cables etc.
  • Carcasa robusta de acero inoxidable con protección IP67

Por todo esto y muchas mejoras más que realiza Contrinex, como su reciente colaboración con Molex, es considerada una marca referente en la industria 4.0.

¿Preparado para evolucionar con Contrinex?