Sectores

Farmacéutico y cosmética

sector-farmaceutico

El sector farmacéutico en España es un gran sector industrial, posicionado como un potente dinamizador de la economía y fuente de empleo cualificado. Históricamente, este sector ha sido uno de los mayores impulsores de la investigación y desarrollo industrial en el país.

Farmacéutico y cosmética

El sector farmacéutico en España es un gran sector industrial, posicionado como un potente dinamizador de la economía y fuente de empleo cualificado. Con una plantilla de 40.000 profesionales, de los que el 93% tienen contrato indefinido, el 51% son mujeres y el 27% son menores de 29 años, el sector farmacéutico es el responsable del 21% del conjunto de la I+D industrial en España, produce más de 15.000 millones de euros al año (el 24% de toda la alta tecnología) y es uno de los líderes en exportación, con el 27% de toda la alta tecnología, según el último informe publicado por Farmaindustria.

Históricamente, este sector ha sido uno de los mayores impulsores de la investigación y desarrollo industrial en el país. Constituye, pues, un sector de alta cualificación, ejemplo de moderno sistema productivo, que innova y crea riqueza para el conjunto de España a través del desarrollo de nuevas terapias para combatir la enfermedad, todo ello en el marco de uno de los sistemas deontológicos y de transparencia más exigentes de la economía española.

En cuanto al sector cosmético, creció en 2017 un 22%, debido a la confianza que generan las farmacias como canal de venta, ocupando el segundo puesto en cuanto a las preferencias de los españoles sobre el lugar en el que compra sus productos de belleza, encabezada por la distribución de gran consumo.

Retos del mercado

Un informe elaborado por PwC revela que los avances científicos y tecnológicos, junto a los cambios socio-demográficos y la gran demanda de medicamentos, impulsarán la industria farmacéutica en la próxima década. El sector tendrá que reinventarse para hacer frente a la inevitable transición. En este sentido, el 94% de las compañías farmacéuticas ya están invirtiendo en medicina personalizada.
Los retos actuales que presenta este sector son:

  • Crece la demanada de fármacos de uso cotidiano y soluciones para enfermedades menos comunes.
  • Interés de las marcas cosméticas de alta gama por las nuevas técnicas generadas en la industria farmacéutica.
  • Nuevos modelos de negocio con el auge de las para-farmacias.
  • Un nuevo marco de consumo: productos por prescripción, de gran consumo y “bio“.
  • Apuesta por la generación de marca propia: gestión conjunta del producto entre laboratorios y farmacias.
  • Gestión conjunta de generación de nuevos productos y envases que buscan la disminución de sustancias aditivas y una mayor durabilidad y sostenibilidad medioambiental de los envases.

Retos tecnológicos

  • Una nueva distribución fuerte, capaz de afrontar proyectos tecnológicos y ampliar la cartera de servicios.
  • Trazabilidad de los productos farmacéuticos a través de la serialización y los sistemas de verificación: adaptación de estructuras y sistemas de gestión de los laboratorios.
  • Dispositivos de seguridad: identificador único (IU) y dispositivo contra manipulaciones (DCM).