Sectores

Farmacia y cosmética

sector-farmaceutico

La industria farmacéutica es de las más importantes por sus aportaciones en I+D, su gran impulso en la economía y su imparable crecimiento industrial.

Ciberseguridad, ¿por qué es importante?

La tecnología avanza y con ella nuevas formas de conexión en las empresas. Esto aporta muchas ventajas, pero también problemas de ciberseguridad que hay que tener en cuenta para realizar una actividad óptima en la industria.


Farmacia y cosmética

En España, la industria farmacéutica está considerada un gran sector industrial. Está posicionada como una potente dinamizadora de la economía y una gran fuente de empleo cualificado. Es la responsable del 21% del conjunto de I+D industrial en España y una de las líderes en exportación. Ha sido una de las mayores impulsoras de la investigación y el desarrollo industrial en el país.

El sector cosmético creció en 2017 un 22%, debido a la confianza que generan las farmacias como canal de venta. Ocupan el segundo puesto en preferencias de lugar de compra de los españoles.

Retos del mercado

  • Alta demanda de fármacos de uso cotidiano y soluciones para enfermedades menos comunes.
  • Interés de las marcas cosméticas de alta gama por las nuevas técnicas generadas en la industria farmacéutica.
  • Nuevos modelos de negocio con el auge de las parafarmacias.
  • Un nuevo marco de consumo: productos por prescripción, de gran consumo y “bio “.
  • Apuesta por la generación de marca propia: gestión conjunta del producto entre laboratorios y farmacias.
  • Gestión conjunta de generación de nuevos productos y envases comprometidos con la sostenibilidad y la eliminación de sustancias aditivas.

 

Retos tecnológicos

  • Nueva distribución fuerte, capaz de afrontar proyectos tecnológicos y ampliar la cartera de servicios.
  • Trazabilidad de los productos farmacéuticos a través de la serialización y los sistemas de verificación: adaptación de estructuras y sistemas de gestión de los laboratorios.
  • Dispositivos de seguridad: identificador único (IU) y dispositivo contra manipulaciones (DCM).
  • Un nuevo marco de consumo: productos por prescripción, de gran consumo y “bio “.
  • Apuesta por la generación de marca propia: gestión conjunta del producto entre laboratorios y farmacias.
  • Gestión conjunta de generación de nuevos productos y envases comprometidos con la sostenibilidad y la eliminación de sustancias aditivas.